Loading...

Hace algunos meses ya que Tim Cook, el consejero delegado de Apple, presentó Apple Pay, un método de pago a través del móvil que está llamado -como casi todo lo que hace la firma de Steve Jobs- a revolucionar el modo en que usamos la tecnología. Tiene ventajas para los usuarios -facilidad de uso- y para las empresas -una gigantesca base de clientes-, pero veamos en qué consiste.

Qué es Apple Pay

Apple Pay aúna hardware y software para facilitar las compras a través del teléfono móvil. Para ello utiliza la tecnología NFC (Near Field Communications), que ni mucho menos es un invento de Apple, gracias a un chip integrado en sus nuevos smartphones, iPhone 6 y iPhone 6 Plus, y en el esperadísimo reloj inteligente Apple Watch.

Además de este chip NFC, Apple Pay necesita para su funcionamiento el chip A6 de sus nuevos móviles y el lector de huellas dactilares Touch ID, que la compañía introdujo en su modelo iPhone 5S y en los iPad Mini 3 y iPad Air.

Esto es lo que necesita Apple Pay en cuanto a hardware, pero si nos fijamos en el software vemos que hay que añadir Passbook, la app gratuita de Apple que nos permite almacenar información de tarjetas de crédito, títulos de transporte y tickets de entrada a espectáculos. Una vez añadida la tarjeta y verificada con nuestro banco, nunca más tendremos que mostrarla ni teclearla para pagar con este sistema (hasta que nos caduque, claro está).

En definitiva, Apple Pay es un método de pago a través de móvil para compras tanto online como offline que tiene los mimbres para convertir los pagos móviles en el método preferido por los usuarios también en las tiendas físicas.

¿Cómo funciona Apple Pay?

Para usar el nuevo método de pago de Apple es necesario que el comercio (ya sea online u offline) lo admita. Por eso Apple está realizando una carrera de fondo en estos últimos meses para conseguir una buena lista de bancos, tiendas físicas y ecommerce que permitan a sus usuarios pagar con Apple Pay que, de momento, sólo está disponible en Estados Unidos.

Para poder utilizar Apple Pay es necesario, por tanto, disponer de un dispositivo Apple con el chip NFC y con lector de huellas dactilares Touch ID. Cuando vayamos a pagar en el comercio correspondiente tendremos que acercar nuestro smartphone al TPV, seleccionar en la app Passbook la tarjeta con la que queremos pagar y aceptar el pago “firmando” con nuestra huella digital a través del Touch ID de nuestro móvil.

Si en lugar de un comercio físico estamos hablando de una tienda online con app para iOS tendremos que hacer lo mismo, pero ahorrándonos el paso de acercar el móvil físicamente al terminal punto de venta. El sistema utiliza los servicios de token de Visa, Mastercard y American Express para permitir completar las transacciones.

¿Qué ocurre si roban tu móvil con Apple Pay?

Una de las ideas revolucionarias en este método de pago consiste en la unión de dos dispositivos hardware y una tecnología que garantizan que el pago es seguro, que el usuario realmente es quien dice ser y que la información de la tarjeta de crédito no está accesible en ningún momento de la transacción. Esto se logra gracias a la generación de números de un único uso a través del chip NFC, en combinación con elElemento Seguro del chip A6 de Apple y la información de confirmación de usuario a través de su huella dactilar, que evita la incomodidad de tener que teclear un número PIN delante de otros usuarios tapando el teclado con la otra mano mientras sujetas la cartera, el bolso y el móvil entre tu cuello y tu hombro.

Pero ¿qué pasa si pierdes o te roban el smartphone con toda la información Apple Pay en su interior? Pues realmente no pasa nada, dado que puedes encontrar y bloquear tu iPhone en remoto a través de Buscar mi iPhone. En ese momento Apple Pay se pone en modo “pérdida” y bloquea todos los datos. Además, si no hubieras habilitado esta característica tampoco se podrían realizar compras, dado que (lo más probable es que) los ladrones no tienen tu huella dactilar para confirmarlas.

¿Entonces Apple Pay es completamente seguro?

Pues lamentablemente no, o al menos eso es lo que afirman algunas voces que han alertado de que el eslabón débil de esta robusta cadena de seguridad puede estar en el exterior del método Apple Pay. ¿Dónde? En la app Passbook y el proceso que sigue para enviar la información de la tarjeta de crédito al banco para que aprueben su uso con Apple Pay.

Al parecer, según desveló el experto en clonación de tarjetas Cherian Abraham el problema reside en el modo en que Passbook captura la información de las tarjetas y las envía al banco para su aprobación: una imagen captada con la cámara. Posteriormente el banco puede realizar algún tipo de comprobación que para los ladrones de números de tarjetas de crédito podría ser fácil superar.

¿Cómo puedo añadir Apple Pay a mi negocio?

Como hemos comentado anteriormente, en la actualidad Apple Pay sólo está disponible en Estados Unidos. Pese a que la compañía de Cupertino anunció su llegada el pasado octubre, parece que el proceso de internacionalización se está retrasando un poco, lo cual no sorprende, habida cuenta la cantidad de actores que toman parte en un negocio que promete ingresos multimillonarios.

Una fecha clave para la popularización definitiva de Apple Pay será abril, cuando parece que finalmente se lanzará el esperadísimo Apple Watch, el reloj inteligente de la compañía, que también está equipado con chip NFC y -en conjunción con un iPhone- permitirá comprar con sólo hacer dos pulsaciones en su corona.

Mientras tanto, Apple Pay sólo está disponible en Estados Unidos, para pagos en dólares y para compras de productos físicos tanto offline como online. Los comercios que quieran integrar Apple Pay entre sus métodos de pago deben utilizar una plataforma de pagos que lo soporte, darse de alta en ella y obtener, por tanto, un TPV o un TPV virtual con estas capacidades tanto hardware como software.

Queda mucho por hacer

Aunque nos gusta -más que eso, nos encanta- la idea que hay detrás de Apple Pay y parece que va a cambiar el modo en que los usuarios realizan compras, no sólo online sino también offline, lo cierto es que son demasiadas las incógnitas sobre este nuevo método de pago: cuándo llegará a Europa y a España, cuántos bancos se atreverán a ofrecerlo, qué brechas de seguridad explotarán los crackers y, sobre todo, qué movimientos harán sus competidores para tomarle la delantera.

En Amvos Consulting somos expertos en medios de pago online. Si quieres estar al día de las últimas novedades en este campo, suscríbete gratis a nuestra newsletter.

Compartir

POSTS RELACIONADOS

Soluciones para integrar medios de pago en tiendas online

Soluciones para integrar medios de pago en tiendas online

La aventura de construir una tienda online tiene muchos aspectos importantes. Uno de lo...
Racional vs Emocional

Racional vs Emocional

¿ Qué parte del cerebro nos hace tomar una decisión de compra? ¿ La part...
Cuando los telcos se convierten en bancos

Cuando los telcos se convierten en bancos

El anuncio de Rogers Communications
ESCRIBIR UN COMENTARIO

Esta web utiliza cookies propias para la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close