Loading...

Los proveedores de contenidos están en pie de guerra frente a los ad blockers de publicidad. De un lado los usuarios quieren navegar de forma rápida y sin intrusiones; de otro los medios online ven peligrar su ecosistema de financiación. Una batalla abierta de compleja solución.

Respetar la privacidad de los usuarios, acelerar las descargas o frenar los pies a algunos websites que literalmente acribillan a sus usuarios con publicidades intrusivas. Estos son los principales argumentos que vienen esgrimiendo los desarrolladores y defensores de los Ad Blockers, unos programas que –ya sea en el escritorio, en la tableta o en el móvil- se encargan de impedir que se muestren publicidades y, lo que es más importante, que se realice ningún tipo de seguimiento de los usuarios.

Hasta aquí todo claro y comprensible por la parte de los usuarios. ¿Pero qué ocurre si nos colocamos en el otro lado, el de los medios de comunicación, proveedores de contenidos o suministradores de servicios? Para la mayoría de estas empresas la publicidad online es una de sus principales fuentes de ingresos -si no la única-, y la proliferación de bloqueadores de anuncios está atacando la base de su negocio. Según The 2015 Ad Blocking Report, un estudio elaborado por Pagefail junto con Adobe, el año pasado los editores perdieron casi 22.000 millones de dólares por culpa de los bloqueadores de anuncios, que experimentaron un crecimiento del 41% en todo el mundo.

crecimiento-ad-blockers

Para más inri, grandes fabricantes de la industria informática están empezando a apoyar a los ad blockers. Es el caso de Apple, que recientemente abrió las puertas de su App Store a programas dedicados a bloquear anuncios. O el de Microsoft, que tiene planes para aprobar una extensión que soporte Adblock Plus en su navegador Edge. Todo tiene una explicación, dado que ni Apple ni Microsoft viven de la publicidad, como sí hacen Google y Facebook.

¿Qué hacen los proveedores de contenidos para evitar los Ad Blockers?

Las respuestas están siendo muchas y variadas, con el bloqueo de los contenidos como primera opción: si no quieres ver los anuncios de mi web, tampoco podrás ver los contenidos que te interesan. Precisamente eso es lo que ha puesto en marcha Forbes, que cuando detecta un software de bloqueo de anuncios habilitado en el navegador del usuario le muestra un pop-up en el que le informa de que no podrá acceder al contenido hasta que desactive el Ad Blocker.

Buena idea, pero peligrosa si no somos Forbes, ya que nos puede hacer perder un tráfico precioso que, a su vez, nos fuerce a reducir nuestras tarifas publicitarias (cuantos menos usuarios tengamos, menos valdrá la publicidad en nuestro site). O si prestamos un servicio, puede provocar que perdamos clientes, como le ocurrió a Yahoo! cuando decidió impedir a los usuarios de su servicio de email que accedieran al mismo si tenían activo el bloqueador de publicidad.

forbes

Otra opción es explicar amablemente a los visitantes lo que ocurre cuando bloquean los anuncios de nuestra web, como hizo Ars Technica tras ver cómo los hackers bloqueaban a su bloqueador de bloqueadores en cuestión de horas. Esta estrategia ha sido también seguida por grandes sites como The Guardian o The Washington Post. Una labor educativa que está obteniendo cierto éxito, pero no tanto como para dar el problema por resuelto.

FireShot Screen Capture #361 - 'AdBlock_ Block ads_ Browse faster_' - getadblock_com

Algunos bloqueadores como AdBlock evitan la publicidad de la web, de las redes sociales y hasta de los vídeos de YouTube.

Muchos bloqueadores de anuncios permiten al usuario decidir en qué webs y/o de qué redes publicitarias quieren que se muestren los anuncios, por lo que un poco de información sobre cómo necesitamos la publicidad para sobrevivir puede ser suficiente para que a algunos usuarios se les ablande el corazoncito. Pero no nos engañemos, casi todos activan el Ad Blocker con la configuración por defecto y no se preocupan de cambiarla nunca más.

Una alternativa curiosa que de momento sólo está disponible en Estados Unidos es Google Contributor. Se trata de una pequeña suscripción mensual –de 6,99 dólares- a cambio de la cual se elimina toda la publicidad de los sitios web adheridos. Al visitarlos tras haber pagado no se mostrará ningún anuncio, más allá de algún agradecimiento por dar soporte a su trabajo. Google se compromete a devolvernos los fondos no “consumidos” cada mes.

Y también está la alternativa del pago a ciertos bloqueadores de anuncios para que no bloqueen los nuestros, una tendencia que desde Interactive Advertising Bureau han tachado directamente de “extorsión”. Y no les falta razón.

Entre la privacidad y la publicidad

Los defensores de la privacidad lo tienen claro: no quieren que los anunciantes y las redes publicitarias realicen seguimiento de los gustos, intereses y compras de los usuarios a lo largo y ancho de la web. A todos nos ha molestado en alguna ocasión ver en el ordenador del trabajo un anuncio de la misma ropa de baño que estuvimos añadiendo a nuestra cesta de la compra en Amazon en el ordenador de casa, y quien dice bañador dice cualquier otra cosa. Es el remarketing, que permite a los anunciantes hacer uso de las cookies que se almacenan en sus dispositivos para mostrar una y otra vez con machacona insistencia sus productos hasta que por fin al usuario se le termina la paciencia y decide borrar las galletitas…, y a veces hasta instalar un bloqueador de anuncios.

¿Y cuál es la solución a este problema? Como suele ocurrir siempre, la respuesta suele estar en manos de los propios usuarios, que poco a poco van diciendo a la industria qué quieren y cómo lo quieren, por mucho que los diferentes proveedores se empeñen en obligarles a dirigir sus pasos hacia uno u otro lado. Quizá no sea tanto preocupación por la privacidad lo que tienen los usuarios sino por el grado de intrusión en sus ordenadores, sus móviles y sus buzones de email. O quizá sea que todavía no han terminado de asumir que cuando algo es gratis, es porque el producto son ellos.

 

Compartir

POSTS RELACIONADOS

Cómo realizar con éxito una campaña de seguidores en Twitter

Cómo realizar con éxito una campaña de seguidores en Twitter

Recientemente Twitter ha puesto en marcha diferentes tipos de anuncios al alcance de cualq...
img

CAMPAÑAS DE EMAIL MARKETING CON MEJORES RESULTADOS

Se había dejado un poco olvidado, parecía que ya no era tan importante y nos había obnu...
Cinco funciones de WeChat que superan a WhatsApp

Cinco funciones de WeChat que superan a WhatsApp

Conocido por muchos como el WhatsApp chino, WeChat es una plataforma de mensajería instan...
ESCRIBIR UN COMENTARIO

Esta web utiliza cookies propias para la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close